De mudanza: nos vamos a Edimburgo, Escocia

IMG_5953Mientras que voy publicando pequeños artículos sobre las diferentes ciudades que he ido visitando durante muchos años, iré relatando pequeños detalles de mi vida que tengan que ver, claro está, con ir de viaje. En mi primer post os contaba que, al ser de Madrid, he pasado casi toda mi vida en la Villa, pero hace poco más de un año y medio decidí cambiar de aires y trasladarme a otro país: Reino Unido.

Tras muchos follones con los destinos de las becas Erasmus de la FPII, encontré una agencia de viajes en Escocia especializada en tours de uno y tres días (ahora también de dos) por el país y en español. Entre unas cosas y otras, mi compañera de ciclo y yo fuimos aceptadas y nos vinimos aquí en marzo del 2014. Pasamos de ser unas totales desconocedoras de Escocia a ser a unas verdaderas expertas en su historia, parajes, castillos, personajes, etc. Y es eso lo que, entre post y post, tengo pensado mostraros: lugares interesantes y pequeños consejos para sobrevivir en estos lares.

Edimburgo es la capital de Escocia, muy a pesar de los habitantes de Glasgow que, sin embargo, presumen de tener la ciudad más grande y más habitada de toda la región. Es aquí donde se encuentra el segundo centro financiero más importante del país y donde una gran cantidad de compañías aseguradoras se cercioran de que la economía de la ciudad siga en continuo aumento. Grandes celebridades, pensadores, economistas y políticos han salido de esta curiosa ciudad.

Una ciudad divida en dos: la Old Town (o ciudad vieja) y la New Town (ciudad nueva), estando la primera presidida por el impresionante castillo de Edimburgo que, en la cima de un antiguo cono volcánico, vela por quienes pasean por la ciudad. También llamará la atención del visitante la gran cantidad de cementerios que se encuentran dentro de la propia ciudad (¡hasta 40!) y de los diferentes usos que les dan sus habitantes. Ciudad de contrastes, en la que pasamos de perdernos en una enredada red de callejones y patios en la Old Town a caminar por las ordenadas y luminosas calles de la New Town. En la que encontramos una gran cantidad de jardines, museos, parques, restaurantes y siempre algún que otro espectáculo.

Vistas del Castillo de Edimburgo desde Princes Street.
Vistas del Castillo de Edimburgo desde Princes Street.

Y todo en miniatura. A los que estamos acostumbrados a grandísimas ciudades con complicadaas redes de metro, cambios de tren y autobús, llegar a una ciudad tan pequeña se nos hace un tanto extraño. Porque una cosa es visitar una ciudad pequeña durante unos días y otra muy diferente es quedarte a vivir allí. A pesar del tiempo que llevo aquí, sigo echando de menos el ajetreo, el caos y la contaminación de Madrid, me siguen llamando la atención las ciudades más grandes. Sin que esto signifique que Edimburgo no tenga un encanto particular que la haya convertido en una de las ciudades más de moda de los últimos años y que sea una de las atracciones turísticas más en auge de los últimos tiempos.

Y no es para menos: es una ciudad que, dentro de su pequeño tamaño, tiene mucho que ofrecer a todo el mundo: naturaleza, historia, literatura, festivales… Iremos poco a poco hablando de todo ello y también de la gran cantidad de sitios a los que podemos ir desde aquí, de algunas de las tradiciones y costumbres, gastronomía, etc.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s