Halloween en Edimburgo

Jack-o'-lantern, hecha por servidora y su marido
Jack-o’-lantern, hecha por servidora y su marido

No podemos dejar pasar la oportunidad de hablar de una de las fiestas más populares de los países anglosajones: la noche de Halloween. Es la noche del 31 de octubre, una noche en la que, desde tiempos remotos, se ha creído que es cuando los espíritus y fenómenos paranormales se presentan con más fuerza.

Edimburgo es a veces considerada una de las ciudades con mayor actividad paranormal del mundo y hay quien la conoce como “la ciudad de los fantasmas” y es por ello el mejor sitio para celebrar esta espeluznante fiesta, pero ¿de dónde viene?

Es precisamente la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre cuando tiene lugar el equinoccio de verano y el solsticio de invierno, momento que tiempo atrás se traducía en que había llegado el final de la cosecha y momento en que los días se hacen más cortos y las noches más largas y a partir del cual hay que prepararse para el frío y los malos meses que vienen por delante. En los países donde el mundo celta ha tenido una gran influencia, como Escocia, las noches son muy largas y hay una noche en concreto en la que la línea crepuscular es tan delgada, que las almas y espíritus pueden atravesar la frontera y juntarse con los vivos en su mundo: la noche de “All Hallows Eve” o “la noche de los muertos”, Halloween.

El origen de esta fiesta viene de Irlanda, aquí en Escocia esta fiesta es conocida como el Festival de Samhain, pero son muy similares. En cualquier caso, es curioso que, a pesar de lo que vivimos hoy en día, antiguamente las personas no tenían miedo de estos espíritus, sino que aprovechaban la ocasión para juntarse con sus ancestros y antepasados y aprender más sobre su familia. La muerte no estaba vista como algo negativo, sino como una fase más de la vida del ser humano (por irónico que parezca). De hecho y sin entrar al trapo más de la cuenta, el terror que tenemos a la muerte y a lo desconocido se lo debemos a la religión y, en concreto, a la iglesia que, manipulando las sagradas escrituras para controlar al pueblo, nos convence de que lo que viene después de la vida es un sinfín de torturas y una vagar eterno a ninguna parte.

IMG_6322Una de las actividades más populares de Halloween es hacer las jack-o’-lanterns, los famosos farolillos hechos de calabazas. Pues bien, originalmente no eran calabazas, sino nabos y remolachas lo que se utilizaba para alumbrar y así ayudar a los espíritus a encontrar el camino de vuelta a su mundo. Posteriormente, se empezaron a usar las calabazas y el hecho de hacerlas con caras monstruosas era para colocarlas en las ventanas de las casas por las noches y así espantar a los espíritus. Como vemos, la idea es más o menos la misma, solo que ha ido evolucionando (¿o involucionando?) según pasa el tiempo y cambian las costumbres.

En Edimburgo, además de encontrarnos decoraciones de Halloween por todas partes (supermercados, librerías, restaurantes y pubs, tiendas, etc.), lo celebrarmos con actividades para todos los gustos. Para los más pequeños, es muy popular jugar a “pescar manzanas”. Esto consiste en llenar un barreno con agua y poner manzanas y a pescarlas con la boca sin ayuda de las manos. Muy divertido, hay que reconocerlo.

Por la noche, no sólo nos disfrazamos y vamos casa por casa cantando el famoso “truco o trato”, sino que en la Colina de Calton se celebran danzas y se disparan fuegos artificiales (muy parecido al festival de Beltane, que da la bienvenida  a la primavera), mientras que en la Old Town, cerca de la catedral, se hacen representaciones relacionadas con la base mitológica de esta fiesta, en la que toman protagonismo las criaturas de la noche respecto a las del día.

Castillo de Glamis
Castillo de Glamis

Para los más aventureros, propongo visitar algunos de los castillos en Escocia donde, cuentan, podemos siempre encontrar al menos un fantasma, siendo algunos, como la Dama Gris del castillo de Glamis, muy conocidos a nivel mundial. Y hay que reconocer que algunos castillos, como el de Eilean Donan o el de Borthwick, se encuentran localizados en sitios apartados y rodeados de naturaleza salvaje, de la que puede salir cualquier cosa… ¿os animáis a visitar nuestra fantasmagórica ciudad?

Advertisements

One thought on “Halloween en Edimburgo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s