4 de diciembre, día de Santa Bárbara

A pesar de que este no vaya a ser un post de viaje propiamente dicho, debido a que hoy es mi santo (por si alguien se lo preguntaba, Basia es diminutivo de Barbara en polaco), escribiré una pequeña entrada acerca de esta santa tan curiosa.

Se trata de Santa Bárbara de Nicomedia, que nació en esta ciudad, cerca del mar de Mármara en Turquía a principios del siglo III. Su padre, Dióscoro, la encerró en una torre para evitar que se casara demasiado joven y que se uniera a la religión cristiana.Sin embargo, estando encerrada y sabiendo que su padre estaba ausente, tomó clases de filosofía y poesía y finalmente se convirtió al cristianismo. Se puso en contacto con un reconocido erudito de la religión cristiana, Orígenes, para que la educara en esta doctrina y, tras su bautizo, que simbolizaba su conversión oficial, mandó construir en su torre una tercera ventana, que simbolizaría la Santísima Trinidad.

Un tiempo después, su padre se presentó ante ella para hablarle del pretendiente que le había elegido, y ella se opuso a esta idea alegando que era cristiana y que al único al que consideraba su marido era Cristo. Enfurecido ante tal osadía y deshonra, su padre ordenó matarla, por lo que Bárbara se vio obligada a huir y se refugió en una peña que, milagrosamente, se había habierto para acogerla. Pero, por desgracia, fue capturada y llevada ante su padre, que dictó una dura sentencia de muerte.

La tortura que le impusieron fue la misma que la de San Vicente: fue atada a un potro, la flagelaron, la desgarraron con rastrillos de hierro, la colocaron en un lecho de trozos cortantes de cerámica y la quemaron con trozos de hierro. Tras esta terrible tortura, fue llevada a Tribunal por su mismísimo padre y la sentencia fue la muerte por decapitación. Fue Dióscoro el encargado de cortarle la cabeza en la cima de una montaña, pero no sin castigo para él mismo, ya que en ese mismo momento, cayó un rayo sobre él y le quitó la vida.

Junto a la capilla de Santa Bárbara, en la catedral del mismo nombre, en Gdansk (Polonia).
Junto a la capilla de Santa Bárbara, en la catedral del mismo nombre, en Gdansk (Polonia).

Se contaba que, a pesar de todo, el sepulcro de Santa Bárbara era constantemente visitado por fieles seguidores, que alegaban recibir curaciones milagrosas tras la visita. El culto a Santa Bárbara se confirmó en 1568 por San Pio V y, desde entonces, fu festividad es celebrada cada 4 de diciembre.

Es considerada patrona de las tormentas eléctricas (siempre te acuerdas de Santa Bárbara cuando truena), de la artillería y de la minería.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s